Creo que es el pastel que tiene más recetas distintas! Harta de comparar recetas y recetas en distintos blogs, al fin, cree la mía!

INGREDIENTES:

  • Galletas Digestive (que no me las cambien! he probado con muchas marcas y para mi las Digestive de Fontaneda son las que quedan mejor! avisados estáis)
  • Mermelada de fresa (aquí cada uno tendrá su marca de preferencia)
  • huevos (a poder ser grandes)

    huevos
    3 huevos – DePostres
  • 100 gr de azúcar
  • 1/4 de Mascarpone (sí, ese queso Italiano tan cremoso)
  • 200 gr de Philadelphia (podéis usar la light si necesitáis sentiros mejor, pero lo que no mata engorda! Y queda más rico con la normal)
  • yogures naturales (sí, NATURALES, SIN azúcar, que ya pondremos bastante)
  • 1 bote pequeño de nata líquida para cocinar (suelen ser de 200 ml)
  • 1 sobre de Maizena
  • un poco de mantequilla
  • Frutos rojos (estos son solamente para decorar, podéis prescindir de ellos)

1 molde con paredes altas para horno (desmontable a poder ser), 1 cuenco grande, 1 espátula de goma, 1 batidor, 1 mortero y Horno!

PREPARACIÓN:

Ya tenemos todos los ingredientes vamos manos a la masa!

 Primero untaremos las paredes del molde con mantequilla. Para la base, trituraremos las galletas con el mortero (la cantidad depende de la base de vuestro molde, poner galletas hasta cubrir con una fina capa toda la base) y le añadiremos mantequilla fundida para crear una capa rígida (la meteremos en el frigorífico mientras terminamos con el cuerpo del Cheese Cake, así al enfriarse quedara rígida).

>>> Pondremos el horno a precalentar a 170º. <<<

En el cuenco, mezclaremos los 3 huevos con el azúcar, el mascarpone, la Philadelphia, la nata líquida,  los yogures y la Maizena. Todo bien bien mezclado con el batidor a mano!

Con mucho cuidado y la ayuda de la espátula de goma, echaremos toda la masa en el molde (NOTA: “mucho cuidado” para no levantar la base de galleta!!!) y este en el horno durante 40 minutos (yo siempre pongo el reloj de cocina 10 minutos antes, para ir controlando el pastel de cerca esos últimos minutos, “por si…”)

 Riiiiiiiiing! Después de esos 40’ comprobaremos con un palillo que todo esta perfecto (que sacas el palillo sin restos de pastel). Y dejaremos que se enfríe y lo guardaremos en el frigorífico.

Antes de servir nuestro Cheese Cake y desmoldarlo, lo decoraremos con una generosa capa de mermelada de fresas y encima (opcional) con frutos rojos al gusto!

 Es un pastel ideal para el verano, cuando las cosas frescas se convierten en imprescindibles! Fácil de preparar y muy vistoso. Espero que lo disfrutéis 🙂

Portion Cheese Cake
Buen provecho! – DePostres

Anuncios